viernes, 3 de junio de 2011

ECLIPSES 2011. Cambio de polaridad en la conducta

.
.

Los Eclipses representan una gran incógnita aun, sin embargo nos brindan mucha información con cada ciclo de repetición.
La fuerza magnética de ambas luminarias y nuestro planeta provocan importantes dinámicas en nuestra naturaleza movilizando profundamente el fuero interno y el inconsciente.

 Podemos esforzarnos por mejorar, superarnos, hacer sacrificios, sin embargo con cada repetición metónica despertara, tiempo antes, situaciones relacionadas a la naturaleza propia.

Cada situación presenta los elementos necesarios para que la persona utilice sus recursos internos o los cree si aun no los posee para poder romper estructuras internas impuestas o heredadas,

La saga de eclipses de Sol, nos brindan información sobre el proceso que ha despertado y conlleva los elementos que surgieron en la infancia.
Cambian las experiencias, las áreas de vida y hasta las personas, más, las partes internas involucradas son las mismas, las deficiencias autónomas que generan las limitaciones e impedimentos también y en dichos tiempos se manifiestan, se ven movilizadas desde el inconciente, mediante las emociones.


Cambios de Polaridad en la conducta.

Los cambios de polaridad en la conducta, ocasionados por eclipses de Sol no es algo que podamos contemplar y experimentar como influencia en períodos cortos de tiempo.

Sucede cuando tienen lugar dos eclipses de Sol unidos por un eclipse total de Luna en medio.
En 1982 tuvimos un cambio de polaridad provocado por la influencia de tres eclipses en los signos de Géminis, Capricornio y Cáncer. Dos eclipses parciales de Sol y un eclipse total de Luna.

En el año 2000 hubo nuevamente un cambio de polaridad, dos eclipses parciales de Sol y un eclipse parcial de Luna en los signos de Cáncer, Capricornio y Leo.

Nuevamente en 2011 tenemos un cambio de polaridad, dos eclipses parciales de Sol y un eclipse total de Luna en los signos de Géminis Sagitario y Cáncer.

Cambio de polaridad significa la culminación de ciclos y el comienzo de nuevos ciclos,  importantes cambios tendrán lugar, marcando la vida del individuo. Los cambios son externos e internos, pondrá en primer plano el área de vida donde se ubique el 1° eclipse parcial de Sol, y las áreas de vida donde se encuentren los planetas que contactan con dicho eclipse.
 La persona entonces deberá enfrentarse a los diversos sucesos que tengan lugar durante los 6 meses siguientes del mismo modo en que ha actuado e integrado su vida en los últimos 18 años.

Por tanto puede enfrentar períodos de plenitud y logros o una fuerte crisis de inseguridad que podría manifestarse a modo de enfermedad o el abandono de sus seres queridos, su lugar de trabajo, etc.

Energías del pasado ya no existen, sin embargo presentan el resultado de los actos y determinaciones que encausaron la vida hasta el momento. Lo quiera o no la persona deberá enfrentar lo que ella misma ha generado desde el pasado y vivir el presente aunque esto implique solo unos días, experiencias en el hoy, sin poder dejarlo para mañana desentendiéndose de la realidad que le convoca.

El cambio de polaridad conlleva decidir y determinar como proseguir adelante rompiendo estructuras o simplemente evitar los cambios e intentar escapar una vez más.

La primera opción se experimentará como un renacimiento liberándole de las tensiones y fracasos anteriores, la segunda opción le anclará a un destino lleno de limitaciones y privaciones, donde el dolor y la soledad estarán como los acompañantes más próximos.


Revisando influencia de los eclipses.

El cambio de polaridad de 1982 tuvo lugar con el primer eclipse solar en Géminis, inclinando a encontrar nuevos modos de comunicar para que el entendimiento cobre mayor amplitud sobre las diversas formas de pensar y comprender, el temor a ser una vez más incomprendido y silenciado por la fuerza impulsó a buscar un modo diferente para superar el temor que genera el aislamiento y la represión.

El eclipse total de Luna en Capricornio promovió nuevas estructuras, el segundo eclipse parcial de Sol en Cáncer generó la búsqueda de las propias raíces y las familiares determinando el surgimiento de una nueva identidad.

En el segundo cambio de polaridad (año 2000) el primer eclipse parcial de Sol se ubicó en Cáncer, el punto sensible era por entonces la búsqueda de seguridad, la protección de uno mismo mediante la familia o el grupo, el aprendizaje del control emocional, generando la capacidad de ayudar a los demás a aprender del pasado, buscando respuestas justamente en el pasado o en la tradición a los diferentes interrogantes y planteamientos del futuro inmediato.

El eclipse parcial de Luna promovió nuevas estructuras que quedaron sin la fuerza y el empuje necesarios, justamente por tratarse de un eclipse parcial de Luna.
El segundo eclipse solar de la saga tuvo lugar en Leo, el aprendizaje estaba apuntando a la valoración personal y la autoexpresión aprendiendo a defender los derechos y cumplir con las responsabilidades siguiendo y respetando un orden establecido.

En el 2011 tiene lugar el primer eclipse parcial de Sol bajo el signo de Géminis y al igual que en 1982 inclinará a buscar nuevas formas de comunicación para expandir el conocimiento y comprender los diversos modos de pensar.
El eclipse total de Luna esta vez tendrá lugar bajo Sagitario, movilizando la búsqueda de superar las propias limitaciones mediante una filosofía personal, el punto sensible hará incapié en las "creencias", informarse para no caer víctima de la propia ignorancia será la clave, trascender los propios límites.

Las ideas serán de disconformidad movilizando de este modo hacia el progreso y apertura a ideas más abiertas que sean justas para todos. Los cambios de polaridad bajo Sagitario generan tal inquietud interna que impulsa a buscar valores nuevos para reemplazar los que están perimidos, son falsos o triviales, de este modo se origina la necesidad de satisfacer las necesidades de todos. La palabra "supeditación" pierde fuerza, dando lugar al desarrollo de la consciencia

El segundo eclipse parcial de Sol tendrá lugar bajo el signo de Cáncer, inclinando a dejar atrás el pasado rescatando el conocimiento fruto de experiencias dolorosas del pasado, al ser el segundo eclipse solar y con ciclo metónico mostrará el resultado obtenido del esfuerzo realizado en áreas como la medicina, la salud integral y formas naturales de curación.


Eclipses, una gran oportunidad.

Con la cadena de eclipses hay un cambio de polaridad en la conducta interna, provocada por la alteración del mundo emocional. Por tanto es una gran oportunidad de prestar atención a la propia vida y los objetivos que individualmente uno desea alcanzar y concretar en el futuro.

Su influencia conlleva ciertas características sobre la psicología humana.

Por ejemplo surgen problemas de adaptación al entorno o a diversas situaciones, puede aparecer rechazo social, la persona podría creer o sentir que no encaja en ningún lado, se niega a seguir las normas que antes le daban sentido a su vida, puede no lograr identificarse con su lugar en el mundo, inclinarse por los excesos, entrar a experimentar un déficit de atención, ataques de verborragia, perder el interés por lo que antes ocupaba toda su atención y tiempo, ataques de pánico, escapar de las propias obligaciones sin importarle las consecuencias de sus actos, etc.

Todo indica entonces que estamos frente a un cambio de polaridad del mundo emocional, un cambio en la las estructuras y programación del mundo interno, por tanto es un tiempo propicio para inducir el mundo interno hacia los objetivos que necesitamos o queremos alcanzar.

Durante la semana posterior al primer eclipse del 1 de junio, las experiencias del pasado retornan a la mente provocando un gran impacto, alterando el estado presente. Pese a que ese pasado ya no existe en la realidad, en el mundo interno mediante el recuerdo es posible revivirlo, experimentando sensaciones y sentimientos tan tangibles como entonces.



Modificando patrones, reprogramando.

Qué se puede hacer con esto para que resulte en algo constructivo? es necesario romper con el estado negativo que podría recrear la mente de una experiencia dolorosa del pasado.

Tome conciencia de como se siente al recordar, no lo evite, experiméntelo , note como reacciona todo su cuerpo, su tono muscular, el color de sus labios, la mirada, tómese el pulso y observe el ritmo respiratorio, inmediatamente trabaje en cambiar dicho estado, ponga música alegre, baile, grite, salte, observe un paisaje que le armonice internamente, pinte si quiere, ríase, aleje de su mente aquellos recuerdos, mueva su cuerpo cambiando la tensión muscular, active las diversas áreas de la mente moviendo los ojos en todos los sentidos, arriba, abajo, a la derecha, a la izquierda etc.

Notará entonces que la mente comienza a sacar a la superficie sus recursos internos. Tomar consciencia del modo en que el cuerpo físico reúne los diversos estados negativos y los establece como patrones del tono muscular, ritmo respiratorio, postura etc, permite alterar el estado y con ello cambiar la polaridad emocional.

Cuando tiene lugar un estado depresivo es a causa que la persona ha logrado, de un modo inconsciente, mantener un estado falto de recursos durante mucho tiempo.

La cadena de eclipses permite generar libertad emocional y con ello transformar la calidad de vida. Liberarse del dolor emocional permite reaccionar positivamente ante los cambios y "ver" oportunidades que en otros momentos simplemente pasan desapercibidas.

Cuando uno termina de experimentar los diversos estados del ánimo puede darse cuenta que en el mundo externo todo sigue igual, la dinámica fue interna, todo aconteció en la mente.

Entonces bajo la influencia de 3 eclipses seguidos los esfuerzos tienen buenos resultados.





  © Cristina Scharle 2011